Boys in Hungary are rarely perceived as victims of sexual exploitation—by others and themselves Read The Story

¿CONTRIBUYE EL VOLUNTURISMO A LA EXPLOTACIÓN SEXUAL DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES?

Día Internacional del Voluntariado – 5 de diciembre de 2021

ECPAT International y sus miembros instan a los gobiernos, empresas, voluntarios, organizaciones anfitrionas y viajeros individuales a proteger a la niñez y la adolescencia como parte de todas las actividades de volunturismo. 

A través de la campaña del Día Internacional del Voluntariado (DIV) de este año, las Naciones Unidas tienen como objetivo inspirar a las personas a involucrarse en la resolución de problemas y encontrar soluciones que sean factibles y duraderas. Bajo el lema: “Ofrézcase ahora como voluntario para nuestro futuro común”, se anima a todas las personas, ya sean responsables de la toma de decisiones o ciudadanos de este mundo, a actuar ahora por las personas y el planeta. 

Si bien el voluntariado es una forma valiosa de contribuir a la sociedad y tiene beneficios positivos tanto para la comunidad como para el voluntario, se ha demostrado que ciertas formas de volunturismo, incluidos los viajes de volunturismo en paquetes, tienen una variedad de consecuencias nocivas y aumentan el riesgo de abuso y explotación sexual de niñas, niños y adolescentes.[1]  

¿CÓMO CONTRIBUYE EL VOLUNTURISMO A LA EXPLOTACIÓN SEXUAL DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES? 

El volunturismo y sus diversos productos permiten a los turistas un acceso no restringido a las niñas, los niños y los adolescentes, a menudo con muy poca regulación, supervisión o mecanismos de protección de la niñez y la adolescencia. Si bien la mayoría de los casos de explotación sexual de NNA en el contexto del volunturismo están documentados en orfanatos y centros de atención residencial, la explotación sexual de NNA puede ocurrir en cualquier instancia en la que los delincuentes se ganen la confianza de la comunidad y establezcan contacto con la niñez y la adolescencia locales. Esto incluye escuelas, guarderías, instalaciones deportivas, comunidades religiosas y áreas rurales y remotas. A medida que los factores de empuje económico y las vulnerabilidades de niñas, niños y adolescentes y sus familias se agravaron aún más por la pandemia de COVID-19, la protección de la niñez y la adolescencia en todos los entornos debe priorizarse a medida que se reinicia la industria de viajes y turismo. 

¿POR QUÉ EL VOLUNTURISMO ES SUCEPTIBLE A LA EXPLOTACIÓN SEXUAL DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES? 

La mayoría de los destinos que reciben voluntarios carecen de medidas legislativas y reglamentarias para proteger a la niñez y la adolescencia de la explotación sexual.[2] Perú es uno de los pocos países de destino que incluye regulaciones sobre el volunturismo como parte de sus estándares nacionales de protección de la niñez y la adolescencia para la industria de viajes y turismo. Si bien las verificaciones exhaustivas de antecedentes penales deberían ser obligatorias para todos los nacionales y no nacionales que soliciten trabajo con o para niñas, niños o adolescentes, en países como Kenia e Indonesia, por ejemplo, no son una disposición obligatoria. Muchos otros países en todo el mundo no exigen ninguna disposición para la verificación de antecedentes penales y los delincuentes sexuales condenados no tienen prohibido ocupar puestos que involucren o faciliten el contacto directo con niñas, niños y adolescentes. Además, las visitas a orfanatos y centros de atención residencial, que se supone que son lugares seguros y privados para NNA, no están prohibidas como actividades turísticas en Brasil, Bolivia, Camboya, Indonesia, India, Kenia, México, Nepal, Sri Lanka, Tailandia o Uganda, así como muchos otros países.[3]  

Las prácticas de protección de la niñez y la adolescencia no son una práctica estándar o ampliamente comprendida. Si bien algunos países tienen regulaciones y requisitos estrictos para el voluntariado, como verificaciones de antecedentes, entrevistas, verificaciones de árbitros y estándares físicos y ambientales vigentes para el trabajo o el voluntariado con niñas, niños y adolescentes, otros, incluidos muchos elegidos por los volunturistas internacionales, no lo hacen. 

Si bien la pandemia agravó los factores de empuje que contribuyen a la explotación sexual de la niñez y la adolescencia, también tuvo un efecto marcado en las actividades de volunturismo en los orfanatos que eran limitados o habían cesado por completo debido a las restricciones de viaje. Ninguno de los participantes en un estudio clave reciente informó que las actividades de voluntariado anteriores contribuyeron de forma significativa a la prestación de cuidados. El 62,5% de los entrevistados admitió que acogió a voluntarios para acceder a la financiación. Sin embargo, de los entrevistados, el 81% declaró que tenía la intención de reanudar plenamente el voluntariado y las visitas al orfanato después de la pandemia. Esto respalda la investigación existente de que las colocaciones de voluntarios en orfanatos se utilizan principalmente como fuente de financiación, a pesar de que la falta de un proceso de selección y una supervisión adecuada permite que aquellos con intenciones malintencionadas tengan fácil acceso a niños/niñas/adolescentes vulnerables, y que el voluntariado en los centros de atención residencial y visitas a los orfanatos causan daño a la niñez y la adolescencia.[4]  

A medida que se reanudan los viajes y el turismo, el turismo de orfanatos y otros productos de volunturismo ponen a niñas, niños y adolescentes en riesgo de explotación sexual si no se regulan. 

Instamos a:    

los gobiernos mejorar los marcos legales y políticas para regular el volunturismo 

  • Regulando el volunturismo como parte de los estándares nacionales para la industria de viajes y turismo para garantizar que los operadores turísticos y las organizaciones anfitrionas de voluntarios cumplan con los estándares de protección de la niñez y la adolescencia. 
  • Implementando verificaciones obligatorias de antecedentes penales para cualquier puesto que tenga contacto directo o indirecto con niñas/niños/adolescentes, sin importar si el individuo es nacional o internacional, empleado o voluntario. 
  • Avanzando desde los modelos de acogimiento residencial hacia el apoyo a la reintegración familiar, el cuidado de acogida y otros modelos de acogimiento familiar, al mismo tiempo fortaleciendo la capacidad de los servicios sociales para identificar a niñas/niños/adolescentes en riesgo de ser abandonados o separados de sus familias. 

Empresas y organizaciones anfitrionas de voluntarios proteger la niñez y la adolescencia:

  • Siguiendo la Política de Volunturismo del Código para limitar el voluntariado relacionado con niñas, niños y adolescentes a solo actividades supervisadas que tengan políticas y procedimientos claros.
  • Implementando estándares de protección de la niñez y la adolescencia y un umbral mínimo de calificaciones, habilidades y experiencia requeridas para cualquier trabajo con o para niñas, niños y adolescentes. 
  • Dejando de ofrecer visitas a orfanatos y centros de atención residencial como parte de los paquetes de viaje y redirigir a los turistas a soluciones que ayuden significativamente a la niñez y la adolescenciaal mismo tiempo respondiendo a los voluntarios que ya están conscientes y solicitan a las empresas que tomen decisiones éticas. 

Viajeros y turistas realizar solo actividades de volunturismo responsable 

  • Eligiendo solo aquellas empresas que protegen a la niñez y la adolescencia comprometiéndose con las organizaciones de la sociedad civil que trabajan sobre el terreno para conocer, trabajar con o donar a programas que apoyan a niñas, niños y adolescentes en familias y comunidades en riesgo.
  • No realizando voluntariado en orfanatos o centros de atención residencial, ya que esto estimula el crecimiento de los orfanatos, separa a los niños/las niñas/los adolescentes de sus familias y puede interrumpir el desarrollo de la niñez y la adolescencia.

The project “Ending trafficking and the sexual exploitation of children through sustainable travel & tourism recovery and development” is implemented with support of UBS Optimus Foundation.  

  1. ECPAT International. (2021). The Code Voluntourism Policy.  

  2. ECPAT International realizó y publicó un análisis detallado de las intervenciones legales para proteger a la niñez y la adolescencia en el contexto de los viajes y el turismo, con un enfoque específico en el tema del volunturismo. Se realizó un análisis legal de país para 12 países objetivo: Bolivia, Brasil, Camboya, India, Indonesia, Kenia, México, Nepal, Perú, Sri Lanka, Tailandia, Uganda. Cubre recomendaciones para intervenciones legales y políticas clave que deben implementar los gobiernos, si aún no lo han hecho, para proteger a niñas, niños y adolescentes en los viajes y el turismo y aborda específicamente el tema del volunturismo. Más enwww.ecpat.org/countries and www.ecpat.org/our-impact 

  3. Explore la página de países de ECPAT: www.ecpat.org/countries/ 

  4. Rebecca Nhep, Better Care Network; Dr Kate van Doore, Law Futures Centre & Griffith Law School (2021). Impact of COVID-19 on Privately Run Residential Care Institutions: Insights and Implications for Advocacy and Awareness Raising.

Stay Connected. Sign Up to Receive Updates About Our Impact on Child Sexual Exploitation